Hoy, Dios quiere que sepas # 21

1261205577034_f

Dios quiere que sepas, que Él te ama incondicionalmente. Las montañas son inalterables e inamovibles. Incluso las partes más pequeñas de los montes no se pueden mover fácilmente. Las fuerzas de la naturaleza tardan siglos y requieren de una tremenda energía para conseguirlo. La nieve, el hielo glaciar, los manantiales de montaña, la lluvia y el viento solo pueden mover un grado de arena o una piedra. Cuando el hombre quiere construir una autopista que atraviese una cordillera, se require el poder de la dinamita para excavar túneles a través de la roca, y la carretera ha de ir retorciéndose para adaptarse al terreno. Dios afirma que su amor es aún más inamovible. Los montes se moverán antes de que su amor nos abandone. Será más fácil que desaparezcan las montañas, porque Él no quitará su pacto de paz con nosotros.

La Biblia dice: Porque los montes se moverán, y los collados temblarán, pero no se apartará de ti mi misericordia, ni el pacto de mi paz se quebrantará, dijo el Señor, el que tiene misericordia de ti. Isaías 54:10

Hoy, Dios quiere que sepas # 20

no-odiar-a-nuestros-enemigos

Dios, quiere que sepas que es bello poner a otros antes que tú.

El llamado a amar, en Romanos 12:9-12 es extremadamente difícil de poner en práctica. Claro que resulta fácil amar a los amigos y familiares, ¿pero qué me dices de amar a esa persona, en la escuela, en el trabajo, con la que sencillamente no te puedes relacionar? Ser educado es una cosa, pero amar de verdad a esa persona es mucho más difícil. El Apóstol Pablo nos dice que no debemos simular el amor. Dios nos advierte que pecamos en contra suya cuando fingimos amar a los demás, cuando, en realidad sentimos aversión por ellos. En vez de esto se nos llama al amor genuino.

Cuando amemos sin hipocresía y honremos a los demás por encima de nosotros mismos, viviremos en una hermosa armonía los unos con los otros.

La Biblia dice: Escapen desesperadamente del mal, aférrense con todas sus fuerzas al bien. Sean buenos amigos que aman profundamente; practiquen el estar en segundo plano. Romanos 12:9-10 

Hoy, Dios quiere que sepas # 19

esperanza

Hoy, Dios quiere que sepas que la esperanza te rodea.

Si alguna vez has estado deprimida, no estás sola. Las causas de la depression pueden ser las circunstancias, la biología, el entorno, o una combinación de todas las cosas. Las distintas investigaciones señalan que hasta un veinticinco por ciento de estadounidenses sufren de depression en algún momento de su vida.

Los relatos bíblicos de gente piadosa como David y Jeremías, que lucharon contra la depresión, sus historias son una gran bendición para nosotros. Estas historias nos enseñan que sentirse vencido por las dificultades de la vida es una reacción humana. Aunque sentirse de ese modo para la sociedad es normal, no tiene que ser la norma general. Como cristianos tenemos una esperanza. Lo que tenemos que hacer es lo que hizo Jeremías y David y muchos otros en la Biblia: Derramar nuestro corazón delante de Dios, porque siempre tiene una palabra de esperanza.

La Biblia dice: ¿Porqué te abates, oh alma mía, y te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, Salvación mía y Dios mío. Salmo 42: 5-6

Dios, quiere que sepas # 18

digibird-pajaro-canta-wifi-tamano

Dios quiere que sepas que el gozo procede de Él.

De niñas, hallábamos gozo en las cosas más pequeñas: una rosa que florece, un pajarito que canta, una taza de té con una amiga al atardecer, unos zapatos en descuento etc. Luego, en algún momento nuestro regocijo va en declive y acaba por evaporarse en el desierto de las dificultades. Sin embargo, encontramos a Jesús, y todas las cosas son hechas nuevas, como la Biblia lo promete, y volvemos a ver el mundo con los ojos de una niña.  El gozo llega como resultado de confiar en quien lo hacemos, y no de lo que tenemos. El GOZO es JESÚS.

La Biblia dice: Ustedes lo aman a pesar de no haberlo visto; y aunque no lo ven ahora, creen en él y se alegran con un gozo indescriptible y glorioso, pues están obteniendo la meta de su fe, que es su salvación. 1 Pedro 1:8-9

Dios, quiere que sepas # 17

TitiDios quiere que sepas que está disponible…¿Has sentido alguna vez ganas de abandonarlo  todo? ¿De tirar la toalla? Algunos días resulta muy difícil hallar la determinación de perseverar. A pesar de nuestras fragilidades humanas, nuestro Padre Celestial está ahí para sostenernos de la mano y levantarnos. A Él no le impresiona lo que hacemos en la vida, sino cómo enfrentamos cada día. Quiere que le miremos a Él y sepamos que está presente para cuidarnos a pesar de los abrumadores pronósticos que la vida nos muestra diariamente.

La Biblia dice: Por lo cual asimismo padezco esto; pero no me averguenzo, porque yo sé en quien he creído, y estoy seguro que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día. 2 Timoteo 1:12 

Dios, quiere que sepas # 16

MY9LOGHx

Dios quiere que sepas quién eres en Él. ¿Eres auténtica? muchas son las razones por las que las personas llevan una máscara y se niegan a ser completamente transparentes, incluso con aquellos a los que consideran sus amigos más íntimos. Resulta tan maravilloso encontrar personas que pueden ser genuinas y francas con nosotros, sin fingir jamás. Este atrevimiento y confianza proceden de saber quienes somos en Cristo. Al confiar en él para que nos ayude, examinamos nuestra vida y luego aprendemos a moldearla para que refleje la bondad de Dios.

La Biblia dice: Pues, si alguno es oidor de la palabra pero no la obedeces, sería como ver su cara en un espejo donde se considera a si mismo, y se va, y luego se olvida. Santiago 1:23

 

Hoy, Dios quiere que sepas # 15

postal078

Hoy, Dios quiere que sepas que le encanta compartir momentos de intimidad contigo.

Él quiere que entremos en la adoración con un corazón preparado para encontrarnos con él. Anhela que vengamos con una actitud en la que no nos limitemos a cantar sobre él, sino que lo adoramos verdaderamente con cada fibra de nuestro ser. Dios promete reunirse con nosotras. Cuando accedemos a su presencia con el corazón y la mente verdaderamente involucrados, nos cubre con su bondad, su grandeza y su Palabra.

La Biblia dice: Entonces una nube cubrió el tabernáculo de reunión, y la Gloria del Señor llenó el tabernáculo. Éxodo 40:34