¿Qué te identifica?

 

Nosotros podemos decir muchas cosas de nosotros mismos. Tú puedes decir yo soy esto o aquello, quizás exagerando un poco. Yo puedo también ponerme un título de algo grande o más grande de lo que soy. Pero la pregunta es ¿Qué te identifica además de lo que digas con tu boca? Bueno podemos decir ¡Yo tengo una fe grande! otro puede decir ¡Yo puedo superar esta situación! ¡Otro puede decir yo puedo con eso, no es tan grande! Pero hay algo que sí desenmascara nuestras vidas y es …….La Prueba….. Ahí se ve quién es quién sin engaño. Cuando llega la prueba de parte de Dios es para que nos demos cuenta realmente cuanto podemos hacer, cuanta fe tenemos, o lo que quedando al desnudo podamos ver cuanto realmente somos o podemos. El consejo es, No tengas un concepto de ti mayor del que debes tener? Porque Dios te puede dejar en verguenza en cualquier momento. ¿Te identifica porque eres humilde o orgulloso? Seamos humildes, es mucho mejor. LO QUE NOS DEBE IDENTIFICAR ES EL AMOR Y LA COMPASIÓN 

Por nada mirar atrás

Para nosotros los cristianos que servimos al Señor Jesucristo por nada debemos mirar atrás, nuestro camino es derecho y hacia adelante siempre; Jesús nos dijo (En el mundo tendréis aflicción pero confiad en mí que yo he vencido al mundo) y esa promesa está viva hoy y hasta el final de nuestra vida aquí en la tierra; así es que te animo querida hermana/ hermano, miremos adelante la recompensa que nos está esperando al final de la carrera. Por nada te distraigas, no importa todo lo que el diablo quiera vociferar para amedrentarnos, nosotros seguimos creyendo a la Palabra de Dios, la Biblia, recuerda que nuestra redención se acerca; y pronto.  

La veracidad de la Palabra de Dios

Se oyen tantas cosas que vemos un futuro incierto y aterrador; la maldad del hombre en estos tiempos no tiene límites, pero nuestra posición como hijos de Dios es confiar en Él y en su Palabra escrita la Biblia, todo lo escrito en ella se cumplirá al pie de la letra. Nosotros sabemos que Dios respalda su Palabra y que Él no cambia, todo lo escrito se cumplirá. Pero su pueblo, sus hijos que creemos en Él no debemos tener temor, porque Él está con nosotros. Sabemos que todo esto está profetizado y que nuestra redención se acerca, sólo tengamos fe y confiemos en Él.

Nuestra ancla es Cristo

Debemos de decirle NO al Temor. Estamos viviendo días muy diferentes a nuestra manera vieja de vivir. Es como si se nos hubiera muerto la ilusión, quiere dominar el temor al mañana, porque lo vemos incierto, es como si nuestra experiencia pasada no nos sirviera como sostén emocional para el futuro. Todos se preguntan que es lo que sigue, que vendrá en el horizonte, algunos se van para sus países, otros tienen miedo y temor. Pero ahora es tiempo de poner en práctica la Palabra, la Biblia que conocemos. Jesús en el Evangelio según San Juan 14:1 dice, No se turbe vuestro corazón, creéis Dios creed también en mí. Esa tiene que ser nuestra fortaleza y esperanza. Agarrémonos de sus promesas, y pasaremos toda prueba en victoria. Jesús nunca nos dejará a los que confiamos en Él.  

¿Dónde está la diferencia?

Exactamente esa es la pregunta que estoy haciendo ¿Dónde está la diferencia? Sí, la hay, y mucha. Una cosa es decir yo creo en Dios, y otra muy diferente es decir, yo confío en Dios porque le conozco por su Palabra y le sirvo. Hoy estamos viviendo un tiempo que para nuestra generación es nuevo; ya no pensamos igual, tenemos menos corre corre, cuando vamos a gastar en algo pensamos si es realmente necesario, cuidamos los alimentos, cuidamos la ropa, cuidamos el gasto de luz y agua con más prudencia. ¿Y porqué hacemos eso? bueno porque Dios nos está dirigiendo por un camino nuevo para nosotros y tenemos que estar agradecidos que nos está dando sabiduría para efectuar estos cambio. Tómalos bien, y no te quejes, si le conoces confía en Dios, que Él te llevará a puerto seguro por tu bien. 

Madre sólo hay UNA

No hay otro adjetivo más grande para describir a una MADRE, (Madre sólo hay Una) ella reune todo lo que un hijo necesita para ser cuidado, alimentado, formado, y ser feliz. La Madre tiene la Gracia de Dios en ella, la paciencia, cordura, inteligencia y amor verdadero. Ella es Madre, Maestra, Cocinera, Enfermera, en fin todo lo que le quieras agregar le cae a ella como anillo al dedo. Podemos decir que es una Mujer Virtuosa le vienen bien todos los títulos habidos y por haber. Madre sólo hay UNA. Ámala, Respétala, Cuídala, porque recuerda que no puedes tener otra. Sólo hay UNA.

El Poder de la Esperanza

Debemos saber que no se puede confiar en el hombre, porque siempre falla. Pero si podemos poner sin titubear nuestra esperanza en Dios que es fiel, y ha prometido estar con nosotros siempre. Estamos pasando una prueba fuerte y esto es mundial. Ahora yo me pregunto ¿Tenemos oídos abiertos para oír a Dios lo que nos quiere decir?  Piénsalo