Hoy, Dios quiere que sepas # 29

mulher-adulteraHoy, Dios quiere que sepas….que en el Evangelio de Juan cap. 8 describe uno de los retratos más hermosos de la Gracia de todas las Escrituras. La mujer había sido arrasada desde el dormitorio y había desfilado delante de los hombres en los atrios del Templo. ¿Puedes imaginar semejante humillación? Él hombre que le había declarado su amor tan solo unos momentos antes, no se veía por ningún lado. Solo la mujer fue llevada a rastras al Templo, y ya la habían juzgado y declarado culpable de adulterio. Todo estaba hecho, excepto la lapidación. Hasta que entró Jesús. No dijo nada durante lo que, sin duda pareció una eternidad. Y entonces la frase <<El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella. Juan 8:7                                                                                      Con esta sola sentencia, la multitud se dispersó. El único hombre sobre la tierra, cualificado para lapidar a esta mujer ofreció Gracia. Ahora bien, Jesús no dejó que esta mujer se fuera como si nada, el pecado es el pecado. Pero, bajo el Espíritu, la condenación ya no es necesaria.

La Biblia dice: Ni yo te condeno; vete y no peques más. Juan 8:11

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s