Hoy, Dios quiere que sepas # 62

 

Hoy, Dios quiere que sepas que los problemas solo son temporales. ¿Has tenido alguna vez un día en el que todo te ha salido mal? Los perros del vecino ladran toda la noche y no consigues dormir. Derramas el café en tu blusa favorita. El auto tiene una rueda pinchada. Excedes el límite de velocidad porque llegas tarde y te ponen una multa. Acabas preguntándote qué más puede salir mal. En días como estos resulta difícil hallar una razón para gozarse. ¿Cómo podríamos estar alegres, cuando cada vez que nos damos vuelta otro desastre nos golpea? En lugar de saludar a todos con una sonrisa, en esos días deprimentes tendemos a estar de mal humor o refunfuñando. A todo el que parezca dispuesto a escuchar le contamos los infortunios que nos están tocando vivir.

Quiero decirles que regocijarse en el Señor no es una cuestión de circunstancias, sino de voluntad. Podemos escoger recordar al Dios de nuestra Salvación y sentirnos satisfechos con su amor. Independientemente de cuántas cosas salgan mal, tenemos mucho más que agradecer, a causa de la gracia de Dios.

La Biblia dice: Aunque la higuera no florezca, ni en las vides haya frutos, aunque falte el producto del olivo, y los labrados no den mantenimiento, y las ovejas sean quitadas de la majada, y no haya vacas en los corrales con todo, yo me alegraré en el Señor, y me gozaré en el Dios de mi Salvación. Habacuc 3:17-18  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s