Hoy, Dios quiere que sepas # 70

Hoy, Dios quiere que sepas, que un ancla suele estar hecha de metal y se usa para sujetar un barco al fondo de un cuerpo de agua. Resulta interesante notar que el viento y las corrientes no son las mayores fuerzas que un ancla debe vencer, sino el movimiento vertical de las olas. Dios nos dio la Biblia para que nos sirviera del mismo modo que el ancla lo hace con una nave. Está llena de valiosa información para tu misión en la tierra. La Palabra de Dios puede apaciguar tu mente y mantenerte estable en las tormentas de la vida. La verdad hallada entre sus páginas es tu seguridad de que, independientemente de aquello a lo que te enfrentes en esta batalla de vida, Dios te llevará sana y salva a casa. Espera que su conocimiento y su comprensión se conviertan en algo personal como si la hubieran escrito sólo para ti.

La Biblia dice: Dios, Dios mío eres tú; de madrugada te buscaré; mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela. en tierra seca y árida donde no hay aguas, para ver tu poder y tu gloria, así como te he mirado en el santuario. Salmo 63:1-1-2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s